fbpx
BIO2019-04-09T10:09:16+00:00

Bio

Vinila von Bismark es más que el alter ego de Irene López Mañas, mucho más que un personaje o una imagen. Vinila es, por encima de todo, una actitud, una presencia icónica, un sello de identidad. Y una artista que que a día de hoy ya ha ocupado las portadas de publicaciones tan prestigiosas como Rolling Stone, Interviú o El País.

De algún modo su trayectoria se encuentra ligada a su lugar de nacimiento, la localidad granadina de Peligros, ya que a Vinila von Bismark siempre le ha gustado jugar con los límites de la provocación, la seducción y el deseo. Peligro, al fin y al cabo, que se percibe en su carácter rebelde y libre, capaz de elevar la temperatura a través de cualquiera de sus facetas artísticas.

Artista precoz, el burlesque formó pronto parte de la vida de Vinila, que se crió entre plumas y acompañando a su madre a ensayar en sus espectáculos. Con una ejemplar formación en el mundo del baile y la disciplina deportiva -con tan sólo 6 años era campeona nacional de fitness- Vinila estaba destinada a desarrollar su carrera profesional sobre un escenario.  No en balde se ha forjado el título de “reina española del burlesque” gracias a su constancia y originalidad a la hora de escoger e interpretar sus referencias, que tienen dos de sus mayores pilares en el Circo Freak y el Vodevil.

Pero no solo el burlesque llamó pronto a su puerta: su carrera como dj comenzó a la temprana edad de 14 años, pinchando música electrónica en riguroso vinilo. Aun hoy en día es requerida para aportar su elegante estilo y selección musical en eventos tan dispares como pasarelas de moda internacionales, festivales de música o clubs de toda Europa. Su nombre, de hecho, hace honor a la pasión que siente por los discos de vinilo, con los que siempre pincha y de los que atesora una colección con más de 1.000 auténticas joyas.

Lo suyo con la música es puro amor. Sus primeros devaneos juntos fueron en Granada, donde fundó el colectivo de performance punk Freak Factory. Más tarde, una vez trasladada a Madrid, se introduce de lleno en la escena underground y no tarda en ser retratada por fotógrafos tan celebrados como Alberto García-Alix o Jaume de La Iguana. En la capital entra a formar parte de un nuevo grupo de performance, Poison Dolls. Inmersa en este ambiente conoce a Petra Flurr y empiezan a actuar bajo el nombre de Krakovia, formación que tras contactar con el productor David Kano (Cycle) y completarse con Guille Mostaza (Ellos) y Juanjo Reig acaban fichando con la discográfica Subterfuge Records y convirtiéndose en una de las sensaciones del año en nuestro país. Krakovia obtuvo un gran  éxito con su disco “Road Movie” (Subterfuge, 2008) , a través de singles como “We Are Born In Your City”, “Summer Road” y “Breaking Doors”.

Es en este dulce momento cuando Vinila es descubierta por los medios de comunicación, con los que comienza un idilio que llega hasta nuestros días. Todos quieren saber quién es, fotografiarla, entrevistarla, hacer reportajes sobre ella.

Las productoras de televisión también se fijan en ella y Vinila se atreve a dar sus primeros pasos en este medio en la serie de terror “Hay alguien ahí”, que pudo verse en Cuatro.

Mientras tanto, “Road Movie”, todo un éxito de ventas, le lleva a pasear sus incendiarios directos por los mejores festivales de España: FIB, BBK Live y muchos más caen rendidos a su poder de seducción sobre las tablas.

Tras una gira agotadora, los componentes de Krakovia vuelven a sus formaciones en solitario, circunstancia que Vinila, apoyada por su discográfica Subterfuge, aprovecha para desarrollar un proyecto personal con el que dar rienda suelta a sus pasiones: el burlesque, el circo clásico, lo vintage, el rock’n’roll y la década de los 50.

No tardaría en llegar pues una nueva faceta artística: Vinila von Bismark & The Lucky Dados –en compañía del trío madrileño de rockabilly llamado así- donde mezclando con soltura estilos como el calypso, el ska, el surf  o el rock’n’roll alumbra un nuevo trabajo discográfico, “The Secret Carnival” (Subterfuge Records, 2010), masterizado en Londres por Graham Durham, padre y productor del entonces muy aplaudido grupo británico Kitty, Daisy & Lewis. El álbum, donde destacan singles como “Oh, Baby”, “ Where’s My Sugar” y “Evil Circus”, muestra a una Vinila trapecista, pitonisa y circense, y tanto el disco como la gira vuelven a convertirse en un éxito.

Pero Vinila Von Bismark es un alma inquieta. Y pone fin a esta triunfal etapa musical embarcándose en un nuevo desafío: el teatro. En septiembre del 2011 la conocida compañía y productora de teatro Yllana busca personajes potentes para una novedosa apuesta en la cartelera madrileña: un cabaret llamado “The Hole”. Contactan entonces con Paco León, Secun de la Rosa, Eduardo Casanova, La Terremoto de Alcorcón, Alex O’Dogherty y, cómo no, también con Vinila, que no duda un segundo en afrontar el reto.

“The Hole” decide apostar rotundamente por ella e inunda Madrid de carteles con su imagen. La jugada les sale redonda: el espectáculo es un éxito, repiten temporada en la capital en 2012-2013 y llevan “The Hole” a Valladolid, Málaga y Barcelona. Estas dos últimas ciudades censuran el cartel de Vinila, pero no impiden que la función sea un éxito.

Vinila también se enrolaría, desde octubre de 2013, en “The Hole 2”, un nuevo show en el que la granadina ha ganado protagonismo, cuyos carteles cubren autobuses y marquesinas de Madrid y Barcelona, y que registra sold-outs cada noche. Sin parar un momento, el 19 de noviembre de ese mismo año Vinila publicaba –una vez más con Subterfuge Records– su single “Snake” y a principios del 2014 un nuevo álbum, que graba en Lisboa con Paulo Furtado, más conocido como Legendary Tiger Man

Tras una exitosa gira por toda España, también visita en dos ocasiones el otro lado del charco, conquistando premios en festivales tan prestigiosos como el Fashion Films de La Jolla (California) –donde “Snake” se alza con el galardón a la Mejor Música- o compartiendo cartel con artistas de la talla de Pennywise, Gary Numan, Wanda Jackson y Nekromantix en citas como Ink’n’Iron, uno de los mejores festivales de música y tatuajes de todo EE. UU.

No es extraño que una Vinila pletórica, con un background vital y artística como el relatado, se lanzara el pasado 2017 a por su siguiente álbum en solitario, distante de su aroma rock habitual pero sin perder su esencia: “Motel Llamado Mentira”. Su trabajo más sorprendente hasta la fecha y que supone, sin duda alguna, un paso adelante firme y decisivo en su trayectoria, en el que recupera sus raíces sureñas pero mezclándolas con acierto con ritmos urbanos y sones latinos como la cumbia o la chicha. Un nuevo salto mortal, eso sí, en el que la artista se encuentra bien arropada por colegas de la talla de Lamari, Juanito Makandé, El Canijo de Jerez, Dellafuente, Álex O’Dogherty, Los Saxos del Averno o el maestro guitarrista Víctor Iniesta

Con este nuevo disco acaba de visitar México, donde ha acaparado una vez más, y como es habitual en Vinila, la atención de medios –tan seguidos como MTV, Rolling Stone, Cultura Colectiva o Fox Sports, entre otros muchos- y el calor del público. De regreso a nuestro país, Vinila Von Bismark se prepara para afrontar una ambiciosa y extensa gira, que incluirá citas en salas y festivales de toda España. Una gira que promete ser, sin duda, una de las sensaciones de este recién llegado 2018.